29 oct. 2017

Cementerio Municipal del Carmen



Entre los 200.000 cuerpos que se cree que descansan en el Cementerio del Carmen de Valladolid, se encuentran personajes ilustres de la historia de Valladolid y de España.
Entre los muros y las lápidas, se encuentran personajes de renombre como el escritor Miguel Delibes, único del ‘Panteón de las Personas Ilustres’ que descansa junto a su mujer. Como el diría y titulaba uno de sus más conocidos libros, La sombra del ciprés es alargada, y precisamente entre cipreses también descansan en este mismo panteón escritores como José Zorrilla, Rosa Chacel, Emilio Ferrari, Ricardo Macías Picavea o Vicente Escudero, que dan nombre a su vez a varias calles de la ciudad.
El Panteón de las Personas Ilustres, también esconde algunas curiosidades. Se inauguró con la sepultura de José Zorrilla bajo el nombre de Panteón de los Ilustres, tras un traslado de sus restos desde Madrid con una expectación multitudinaria, según narra Anta. Este nombre se mantuvo mientras tanto se enterraba a reconocidos escritores varones, hasta el fallecimiento de Rosa Chacel, cuando se retocó el nombre del panteón..
No solo hay escritores célebres entre los muros del Cementerio del Carmen. En él se encuentra el arquitecto Jerónimo Ortiz de Urbina, autor el Pasaje Gutiérrez o del Colegio San José; también descansa Mariano Miguel de Reinoso, quien fue ministro de Fomento con Isabel II y el responsable de firmar el decreto en 1852 del trazado del ferrocarril entre Madrid e Irún para su paso por Valladolid. También recoge curiosidades como el hecho de que el ex alcalde de Valladolid en los años 60, Martín Santos Romero, está en la misma sepultura que el poeta Francisco Pino, al compartir lazos familiares comunes. Al igual que se encuentra en este cementerio vallisoletano el general Martínez Anido, ministro durante la primera etapa del franquismo y artífice de la Ley de Fugas.
En este gran cementerio, también se encuentran las sepulturas de familias importantes en la ciudad, como las familias Semprún, Gallegos, Ponce de León, Bonifaz, De Alba, Maquieire o Singler de Bustamante.
El Cementerio recoge «no solo a los antepasados, sino también esculturas», explica Anta, y es que entre sus muros hay figuras realizadas por Nicolás Fernández o de Luis Santiago Pardo, también autor de bustos dedicados a Rosa Chacel o Jorge Guillén, ambos en la plaza de Poniente.
Aunque el primer enterramiento se produce en septiembre de 1833, mismo año en el que se adquiere el terreno por el Ayuntamiento, la fecha de la entrada del cementerio data de 1843. Se desconoce por qué, al igual que en muchas de las sepulturas no se sabe lo que hay o no hay, afirma Anta. Y es que en algunas hay hasta 50 cuerpos, en otras se tiene constancia de que están vacías, y otras simplemente no se sabe o no se conoce a los propietarios.




















































































1 comentario :

  1. La arquitectura funerario uno de mis temas favoritos para fotografiar. Muy buen articulo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...