domingo, 26 de abril de 2015

Psiquiátrico abandonado de laBarranca



En la madrileña Sierra de Navacerrada se ubicaron varios de ellos, como el de La Barranca
Es el único que aún queda en pie y ello se debe a que hasta mediados de la década de 1990 funcionó como un hospital psiquiátrico. Cuando se decidió que a estos enfermos debían cuidarlos en sus casas el hospital fue cerrado y abandonado. Actualmente está en ruinas y la entrada está castigada con multa.
La construcción, siguiendo el patrón de la Arquitectura sanitaria de la época, se dispuso en dos grandes alas principales con algunos edificios anexos y los sótanos. La razón de que estuviera en la sierra radica en que hasta el descubrimiento de la penicilina y la estreptomicina. El aire fresco era el mejor alivio para este tipo de enfermos. Además, se comprobó que a partir de 1200 metros sobre el nivel del mar los casos de tuberculosis descendían drásticamente. La peculiaridad de esta construcción son sus grandes ventanales. Entre ambas alas estaba el torreón; la carretera lo atraviesa y supuestamente ahí estaba la entrada de urgencias.
No se ha podido comprobar su número de habitaciones pues los tabiques han sido derribados y sólo quedan los pilares de la estructura en la mayoría de las plantas. Tiene 5 alturas.
En el interior nos encontramos con todo diáfano. No ha quedado absolutamente nada de lo que aquello fue. Ni pasillos divisorios, ni habitaciones, ni puertas; absolutamente nada. Llama mucho la atención lo grande que es viéndolo sin tabiques ni nada que delimite espacios. Solo las columnas que lo sujetan
Las vistas al exterior son espectaculares. Se ve toda la sierra y en frente justo está situado el embalse de Navacerrada.

























 

viernes, 24 de abril de 2015

Las cuevas de Inestrillas


La antigua población de Inestrillas se levanta desde la alta edad media al abrigo de un gran farallón rocoso orientado al sur, sobre el río Alhama. Todas las antiguas construcciones del pueblo se encontraban excavadas en la roca arenisca del acantilado. Con el paso del tiempo estas edificaciones se fueron abandonando en favor de nuevas casas pero aun nos han llegado a nuestros días importantes vestigios.
Uno de los mas importantes es el llamado "palacio", que data del siglo XVIII, se trata de un edificio de unos 20 metros de alto por unos 12 de ancho, de 3 pisos construido en mampostería y adobe que aprovecha una concavidad en la roca. La planta baja contaba con dos ingresos adintelados, uno pequeño que da a la escalera y otro más grande, hoy cegado, que daba acceso directo a las cuadras. En la primera planta estaban las cocinas, en la segunda las habitaciones y en la tercera los palomares y el altillo y se mantuvo habitado hasta los años 60 del siglo XX cuando la familia Sainz lo abandonó.
Otro de los elementos destacables entre el conjunto rupestre es el castillo. Construido en el extremo oeste del acantilado controla un estrecho paso junto al río. Parte de el está construido sobre el cortado y otra parte excavado en propio acantilado. Es una fortaleza de muy pequeño tamaño de tres plantas de mampostería con ventanas en aspillera y almenas en la parte superior.
Su estado actual es malo en general, muchas de las cuevas están hundidas o son inaccesibles fruto de los derrumbes. El castillo es la parte mejor conservada aunque adolezca de abandono y el palacio esta en un riesgo muy grave de desaparición, ya ha sufrido derrumbes recientes que hacen difícil y peligroso acceder a el.


























































 
Gracias a Miguel Castillo y Tania Fatela por su ayuda!!! 


           


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...