sábado, 24 de enero de 2015

Cupúla del mal 2 parte



La entidad segoviana y los otros tres propietarios buscan comprador para el complejo
Hay movimientos inmobiliarios alrededor de las instalaciones del Panorámico de La Losa. El complejo prácticamente abandonado desde hace once años ha suscitado el interés de varias compañías y, según ha podido saber EL NORTE, en las últimas semanas ha habido frecuentes contactos entre los actuales propietarios y los posibles interesados en adquirirlo.
Es obvio que quienes poseen esta propiedad compartida de 16 hectáreas desean soltar el lastre, del que apenas ha habido noticias desde 1998, cuando otros rumores apuntaban al interés del Grupo Árbol por el inmueble. Y la inminente integración de Caja Segovia en una entidad de mayores dimensiones y con otra organización parece que está acelerando los contactos.
Caja Segovia tiene en propiedad un 28% del complejo del Panorámico de La Losa, los 1.970 metros cuadrados del edificio de la lonja comercial que se adjudicó en subasta en julio de 1999 al ejecutar la deuda de los promotores, por valor de 2,8 millones de euros; el resto se lo reparten la empresa de instalaciones Crespo y Blasco, la constructora Acciona y la cadena de hoteles Detursa. En noviembre de 1999, tras la quiebra de la sociedad que promovió el Panorámico, 26 acreedores reclamaban en el Juzgado número 4 una deuda total de cerca de 4,5 millones de euros.
La parte de la entidad segoviana podría estar valorada ahora en unos 3,5 millones de euros -cantidad que nadie confirma, no obstante-, de modo que el cálculo sobre un hipotético valor de todo el complejo podría rondar los 14 millones de euros. Aunque para lograr un acuerdo puede reducirse la cantidad final.
Son cuatro a ponerse de acuerdo con los compradores, y ha habido varios grupos empresariales interesados. Y en un complejo como éste, donde el paquete es de 16 hectáreas con varias construcciones que requieren invertir en ellas un buen puñado de euros y con unas posibles actividades limitadas a las del proyecto original -comercial, de ocio y turístico, con la opción de construir un hotel, pero con la necesaria utilización conjunta-, no hay excesiva prisa, salvo que se quiera impulsar un proyecto nuevo.
Sí pueden tenerla los propietarios, que llevan doce años esperando una salida que les permita recuperar la inversión fracasada en la pasada década. Y que además se enfrentan a un panorama de cambio del sistema financiero, con Caja Segovia metida de lleno en un proceso de integración con plazos inminentes y perentorios.
 





































 
 
 

miércoles, 21 de enero de 2015

La vieja Fabrica

 
 
Ahora es mañana. No calienta el fuego de ayer
ni el fuego de hoy y tendremos que hacer fuego nuevo.
Del gran silencio para acá, todo lo que se mueve
se mueve con voluntad de devenir.
 
Y acaecerá. Las piedras y el camino
serán el pan y la mar, y el oscuro bullicio
de ahora mismo, el cántico que conmueve,
la ánfora nueva llena de buen vino.
 
Ahora es mañana. Que lluevan nuevas voces
para el anochecer turbio, que revengan fuentes
ansiosas de amarar lo seco.
 
Todo será poco, y la hiedra y la pared
proclamarán conjuntamente el derecho
de vulnerar la nueva plenitud.
 






















 
 
 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...