jueves, 22 de diciembre de 2011

LA PARADA


Como muchos otros sábados salimos con nuestro modesto coche, en busca de una nueva ruina o abandono. La gasolina iba justa y decidimos parar a repostar, cuál fue nuestra sorpresa cuando paramos y vimos esta gasolinera,  estaba total mente abandonada. Para nosotros fue el primer abandono de ese día. Una gasolinera como si de pronto todos hubieran desaparecido dejando todo, empezamos a mirar por si había alguna manera para acceder a su interior pero todo estaba cerrado, lo que más me llamo la atención fue que no había ni una sola pintada cosa rara ya que al estar a pie de carretera esta estaba a tiro de mira de los desalmados pintores de poca monta, esos que destrozan aun más los abandonos.

Empezamos a preparar nuestras cámaras y sacar fotos; el día prometía y seguimos camino a la siguiente gasolinera a repostar, esta estaba a pocos kilómetros y la diferencia de euros de una a otra era abismal como comprobareis, pero ya íbamos con algunas fotos y un pequeño reportaje a lo largo del día nos alumbro la suerte.












jueves, 8 de diciembre de 2011

LA DECADENCIA DE TODO


Hoy una vez más me sentido triste y pensativa, una vez más he visto el abandono de maquinas que en su tiempo fueron útiles para el viajero. Como siempre antes de sacar las fotos pienso y reflexiono antes de poner mi cámara en marcha, como estos trenes que a continuación viereis llenos de tristeza,  solitarios y olvidados.

Otros mejores ocupan su lugar ya no pasaran estaciones ni subirán gente a sus vagones, he sentido pena por el estado en el que se encuentran. En uno de ellos estaba ocupado por un mendigo, al menos le resguarda del frió y de la lluvia, con lo cual para alguien  todavía sirve aunque solo sea para eso. Pienso en cuanta gente habrá montado en ellos para realizar largos o cortos viajes, niños corriendo por los pasillos, otros estirando las piernas los que más mirando el paisaje. En el vagón del  conductor había un incomodo asiento pero entiendo el motivo cada dos por tres tenían que echar el carbón, pero puedo aseguraros que el viaje que invente en ese momento me gusto, pero también entiendo que las cosas tienen que ir progresando, quizás yo hoy me sienta como esas viejas locomotoras olvidada y decadente.































martes, 6 de diciembre de 2011

Via Negrín (Segundo Contacto)


Se encuentra el viajero en la vía Negrín  que une Lillo con la cercana estación del Ferrocarril de Corral de Almaguer, hoy abandonada. En los campos de cultivos que nos rodea pudimos disfrutar de la carrera de alguna liebre ó del vuelo de las perdices; La vía por la que transitamos se llama Vía Negrin  y su curiosa historia no les dejará indiferente.

Impulsada durante la Guerra Civil por el ministro Republicano Negrín la antigua vía férrea debía unir Madrid con Valencia. En un tiempo record se realizaron unas obras terminadas en 1938 no sin pocas deficiencias debido a la situación bélica en la que estaba inmenso el país. Ante la falta de suministros provocada por la paralización de las fábricas, fue preciso desmantelar las vías de muchas estaciones y hacer uso de la materia levantando de la segunda vía del tramo Manzanares-Valdepeñas, obligando a tender las traviesas al doble de la distancia habitual. Los edificios de las estaciones no se construyeron y fueron suplidos por  barracones con los elementos mínimos para su explotación, bajo mando militar hasta el final de la contienda. Buena parte del trazado fue desmantelado a partir de 1940.

Imaginando el curioso e histórico origen de estos caminos por los que la ruta, el viajero seguro que se pregunta por lo que esconde la cercana villa de Corral de Almaguer.

Sus alrededores ya estuvieron poblados por los iberos y los romanos. Alcanzó notablemente en el siglo XVll momento en el que se levantan las mayoría de las casas solariegas.



















Aquí termino mi trabajo y eso si, hoy ya con las cámaras cargadas, espero que os guste.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...